Ocho Pies en Holanda y Bélgica: 1. Rotterdam-Kaatsheuvel

Holanda y Bélgica, un viaje en Ocho Pies.

2 comentarios

Nosotros volamos desde Gran Canaria con Transavia. Son cuatro horas 20 minutos, pero llegó en cuatro. Ya saben: arsenal de material de juego a mano, comida y bebida.

La opción de quedarnos en el centro y al día siguiente, antes de alquilar coche, ver algo de la ciudad nos pareció buena idea. La guagua de la línea 33 te lleva del aeropuerto al centro de Rotterdam. El taxi es caro. Nos quedamos cerca de Blaak Station. Al lado, el espectacular mercado ofrece fruta fresca para el día y mucho más.

En cuanto al alquiler de coche, no encontramos ninguna compañía que deje las sillas de bebé de forma gratuita (en Canarias sí las hay) y revisando precios y viendo la disponibilidad para entregar en oficina diferente, Hertz es la opción más económica y era de las que tenía oficina en la ciudad. Está en la calle Weena, cerca de la Estación Central. El tranvía que va desde Blaak a la Estación Central hace el recorrido en diez minutos. Los/as niños/as menores de cuatro años no pagan.

En algo más de una hora se llega a Kaatsheuvel. Trayecto de una hora en horario de poco tráfico y una tarde para conocer este pueblito al que a partir de ahora le vamos a deber algunos momentos de nuestra memoria. Una buena forma de entrar es visitar su biblioteca, así que lo primero que hicimos fue eso. Está en el centro, al lado de una plaza. Fácil (y gratis) para aparcar y espacio peatonal para los niños/as. La biblioteca tiene una amplia sección infantil, eso sí, con todos los libros en holandés. Impresiona la cantidad y la calidad de los libros, la luminosidad del espacio pero sobre todo impresiona las formas de conservación de otros materiales como puzzles. No solo es cuidar la idea de ofrecer material para atraer a la infancia a las bibliotecas sino conservarlo de forma excelente como manera de cuidar a la propia infancia. Si no cuidamos con esmero los materiales ofrecidos, no estaremos promocionando el cuidado de los mismos. Nos hizo reflexionar.

Luego, llegamos a las puertas del Nationaal Park De Loonse en Drunense Duinen, que está a 10 minutos en coche. El Recreatie Park-Brasserie Het Genieten tiene un parque para niños/as, cerveza fría y un paseo por las dunas a tiro de piedra. No sé a ustedes, pero a los nuestros pocas cosas les hace disparatarse más que unas dunas y si ya hay ardillas, árboles y palos con los que inventar, ya ni les cuento. Y a dormir, que Efteling espera.

Dos apuntes:

  • Si visitan Kaatsheuvel para ir a Efteling dejen una tarde o mañana, si pueden, para visitar el pueblo y sus alrededores.
  • El Hotel De Kroon es una buena opción. Se puede ir caminando a Efteling, es uno de los más económicos de la zona y comparte con Guesthouse Kaatsheuvel, que tiene una amplia zona de juegos para los niños/as. Además, los currantes no te pueden tratar mejor, con más cariño y disponibilidad para hacerlo todo más fácil. Tiene parking gratuito y al lado un supermercado. Ojo que no aceptan todas las tarjetas, ten algo de efectivo.
  • Si tu intención en Rotterdam es solo dormir, llegas tarde y te quieres ir pronto, al lado del aeropuerto hay hoteles a los que se puede llegar caminando en menos de dos minutos. Y en el aeropuerto hay una mayor oferta de alquiler de coches y variedad de precios.

Plural: 2 comentarios en “Ocho Pies en Holanda y Bélgica: 1. Rotterdam-Kaatsheuvel”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s