Publicado en Sin categoría

Celebra en Ocho Pies

Tenemos ganas de celebrar, de hacerlo en espacios al aire libre, cumpleaños, encuentros o quedadas con amigas/os en familia. Si necesitas un espacio accesible, dinámico y seguro no dudes en contactar con Ocho Pies en el 649300304.

Publicado en Sin categoría

Libros con sabor a comunidad

Hace unos días, en el marco del Día del Libro, le preguntamos a la comunidad de Ocho Pies qué libros querrían recomendar y nos enviaron decenas. Aquí dejamos una selección para su disfrute. Y si no lo encuentra en la biblioteca pública más cercana, pregunten por la posibilidad de pedirlo.

Por un lado tenemos los de Literatura Infantil que nos han hecho llegar:

Y por otro, algunas sugerencias sobre Educación para familias y profesionales:

Muchas gracias a Lorena, Elena, Raquel, Luz, Felisa, Silvia, Sonia, Patricia, Libertad, Dácil, Eva, Vero, Valentina, Tatiana, Mari Pino, Ana, Penélope, Teresa, Fabi y Eli.

Publicado en Sin categoría

#PintaelTeje

Hace unos días nos encontramos un mensaje del Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que decía:

Volvemos a encontrar el pavimento del #ParqueDoramas coloreado con tiza por los menores que acuden allí a jugar. Su limpieza nos obliga a emplear muchos recursos, por lo que agradeceríamos a responsables de los niños que lo tuvieran en consideración… #JugarSinEnsuciar

Esta es una época muy dura para la infancia: un año de pandemia, tres meses confinados-as, vuelta al cole en circunstancias particulares, extrañas, parques precintados y el resto de medidas que se han tomado en este momento. ¿De verdad, equipo de Limpieza del Ayuntamiento de Las Palmas, le dieron una vuelta a esta publicación antes de hacerla? Ojalá viéramos más niños y niñas pintando con tizas, creando y jugando en las calles y plazas.Más empatía con la infancia, por favor.

Posteriormente hicieron una segunda publicación:

👇🏼Sinceramente, no esperábamos este tipo de reacción, ni creemos que sea justo algunos de los comentarios que leemos descalificando nuestra labor. En ningún momento nos hemos quejado de que los niños jueguen, ni de tener que limpiarlo.Solo hemos pedido que se tenga en consideración porque es una situación que nos estamos encontrando (casi a diario) y su limpieza requiere de los mismos recursos que empleamos para la limpieza de mobiliario urbano, ubicaciones de contenedores, aceras, etc., que son absolutamente prioritarios en la situación actual.Está claro que no nos hemos sabido explicar.

Recursos que se emplean en la limpieza:

1 mando (Inspección ocular)

1 Furgón hidrolimpiadora (agua a presión)

1 conductor

1 operario

Y siendo así, se nos ocurre que dadas las restricciones actuales, con seguridad, alegría e imaginación, podríamos lanzar entre todas la iniciativa #PintaUnTeje.

🤸🏽‍♂️ Pinta un teje y comparte una foto. Y jueguen y salten, claro. No es pintar por pintar 🙂🤸🏽‍♂️ Nos la pueden enviar y las iremos publicando. Y así de paso recordamos que las niñas y los niños existen.

¿Se animan?

La pueden enviar aquí.

Publicado en Sin categoría

Ocho Pies en La Palma: Tras las huellas de Barbarroja y la graja peninsular (y IV)

Cuenta la leyenda que fue a principios del siglo pasado cuando llegó, se desconoce si por mar o por tierra, un forastero que se instaló en Aguatavar, entre Tinizara y Tijarafe. Quizá había escuchado hablar de la isla de San Borondón y se asomó al oeste de Canarias a ver si en su horizonte se divisaba. Aquél forastero llegaba de tierras lejanas y al otro lado del mar. Se decía que no venía de ninguna otra isla canaria, sino de más allá aún, desde la península ibérica. Nunca se precisó su procedencia apuntándose tan solo que venía de la conocida como España continental. Avistado con misterio por parte de los vecinos pronto se le fue conociendo por su imparable pericia con las manos, pero, según la historia relatada, parece que también de su imaginación que volaba tan rápido como sus dedos. Fabricaba títeres, cabezudos y gigantes, los niños los rodeaban y creaban manadas a su alrededor que sonaban a emoción e ilusión.

Pero entre todos los personajes que creó el personaje creador destacó uno: Cataclismo. Alto como un pino, largas manos y ropa negra. Medía tres metros y acabó protagonizando fiestas populares. A Cataclismo lo acompañaban gigantes y cabezudos danzando. Cataclismo bailó, asustó y sonrojó durante cinco años hasta que desapareció de los festejos. Fue como si se lo hubiese tragado la tierra. Así, al tiempo, también Barbarroja se fue como había llegado, no se sabe si por mar o por tierra pero un día, los grupos de niños no lo encontraron y sus machangos ya no aparecían de forma improvisada cualquier tarde de mayo. Cataclismo se marchó pero los machangos y las ingenierías lúdicas siguieron sembrando curiosidad, diversión y también primeros y divertidos o angustiosos miedos.

Ahora, se puede encontrar un parque en su honor: El Parque Infantil Barbarroja, un parque pensado e ideado con sensibilidad y pensando en el juego. Fue un placer disfrutarlo, Barbarroja, donde quiera que esté y gracias por lo inspirado.

Y hablando de personas, especies y aves que llegaron desde la España continental, tras volver al Barranco de las Angustias para verlo desembocar de forma salvaje en el Océano Atlántico como mimetizándose con la inmensidad, llegamos casi por casualidad al Centro de Interpretación del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, ubicado en El Paso en la carretera general justo antes del Túnel del Tiempo, que tendrá otro nombre pero al que todo los que por aquí pacemos así conocemos.

Y en medio de tanta singularidad, endemismos, insularidad, parque botánico e incluso de la historia de Canarias recreada evidenciando la salvajada cometida por los castellanos y como la Caldera de Taburiente fue el último reducto donde Tanausú resistió como pudo, encontramos a una graja palmera, símbolo animal de la isla, que debía proceder, por su acento, de la mencionada España continental. Y es la segunda vez en tres meses que se nos da esta circunstancia, que extraña pudiera parecer, de que un animal endémico en un Parque Nacional de Canarias (antes fue el de Garajonay) habla como si hubiese nacido en Cuenca o en Valladolid. Y qué se yo, que tampoco cuesta nada que la voz de los animales de Canarias recreados para vídeos de Parques Nacionales de Canarias tengan el mismo acento que aquellos de los lugares que se representan. No sé, llámennos locos. Bien merecería la pena una revisión a los audiovisuales que estos Parques Nacionales muestran cada año a miles de personas. Desde el vídeo de la guagua que recorre Timanfaya al vídeo ochentero del Garajonay o a la Graja peninsular de la Caldera de Taburiente.

No es solo una cuestión de identidad sino también de honestidad, inteligencia y verdad.

Ocho Pies en La Palma: ¿Por qué el mar tiene sal?

Ocho Pies en La Palma: De Puntallana a Garafía por la carretera de Las Mimbreras

Ocho Pies en La Palma: A sus pies, majestad

Publicado en Sin categoría

Ocho Pies en La Palma: A sus pies, majestad (I)

Nuestra relación con la isla de La Palma es de devoción hacia este lugar mágico. Así que descártese algún tipo de objetividad ante esta maravilla clavada en el Océano Atlántico, rincón deseado y por alejado no siempre puesto en valor.

Tras un viaje en barco, tránsito por Tenerife (al final comentamos sobre esta situación inédita de viaje entre islas con una de ellas con restricciones de movilidad) y un nuevo viaje en barco llegamos a la isla de La Palma, inocentes, dispuestos a dejarnos impresionar. Como si la viéramos por primera vez.

Uno de nosotros tiene que trabajar aquí estos días y venimos todos para compartir el final de año. Aprovechamos para visitar, comer y conocer, con todas las medidas de protección necesarias en este momento que condiciona más de una situación pero que permite también un viaje que si bien es diferente, también es posible.

Los niños van creciendo y los viajes van cambiando. Hemos disfrutado mucho la primera infancia con ellos en Italia, Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife, Holanda y Bélgica. En La Gomera comprendimos que sus necesidades y las nuestras estaban cambiando y que se abre un nuevo mundo que ofrece nuevas posibilidades y nuevas curiosidades 🙂

Lo teníamos apuntado en pendientes: Visitar el Museo Insular de La Palma. Ubicado en el Real Convento de la Inmaculada Concepción de Santa Cruz de La Palma ofrece una visita a un espacio que abre sus puertas en una esquina de la Plaza de San Francisco. Dos claustros y jardines albergan una colección sorprendente. Desde la Sala de Ciencias Naturales, pasando por la Sala de Bellas Artes o la Sala Principal de Etnografía. A ellos especialmente le llamó la atención la Sala de Ciencias Naturales por lo que estuvimos en ella más tiempo. De hecho, mañana volveremos porque creemos en las segundas visitas a este tipo de espacios. La segunda visita la hacemos con folios y colores.

Hace cuatro años que Santa Cruz de La Palma tiene playa, con arena extraída desde las proximidades y puesta como escudo entre el mar y la ciudad que justo por estas fechas hace unos años dejó constancia de su poder natural inundando la primera línea de la capital. Ahora, se ha ganado unos metros. Se han ganado unos años.

En la playa hay un parque infantil y una cancha de fútbol estupenda para disfrutar descalzos. Además, fue especial porque compartimos la mañana con la bonita y creativa familia de Karmala Cultura.

De camino a la biblioteca de Los Sauces, por consejo de Tamara nos desviamos un poco para visitar San Andrés, una delicia entre plataneras en cuya plaza se alojan varias terrazas y un ambiente encantador. Allí conocimos a un cuentacuentos, gemelo como nuestros hijos, que nos habló de la cueva de las sirenas y de las catacumbas de la parroquia de San Andrés Apóstol y las historias que oculta. Y les dejó a los niños una semilla sembrada: «Ustedes cuando lleguen a los sitios pregunten: ¿Cuáles son los secretos y misterios de este lugar?».

En la serpenteante y pendiente carretera que conduce a Los Sauces perdernos fue un placer. Una y otra vez acabamos en calles sin salida pero disfrutando las vistas. Casas entre plataneras, patios naturales inimaginables. Ahí está el secreto. Ese es el origen.

Llegamos a la biblioteca de Los Sauces donde reservamos una plaza para Leerte Bien una actividad planteada por Seroja Cultura, a los que seguimos hace años y hoy tuvimos el gusto de conocer y ellos disfrutar. Nos encanta ir a las bibliotecas de los pueblos.

Mañana nos vamos a Garafía, majestad, la atravesaremos con mascarilla pero con la boca abierta.

PD: En casa unos imagina, otra hace las fotografías y otro escribe. Entre todos empujamos. Y Mar, impulsora de Ocho Pies y tejedoras de redes infinitas, es la que inmortaliza los momentos.

Publicado en Sin categoría

Cuentos por Navidad

Tania Armas / Lanzarote

¡Por fin! Comienza un nuevo periodo vacacional (al menos para los peques de la casa) y con él, algo que en casa apreciamos muchísimo, más tiempo para realizar actividades en familia.

Muchas son las actividades que podemos realizar juntos en estos días, pero en casa hay una que nos gusta especialmente: leer. Tiempo antes de las vacaciones disfrutamos pensando en el nuevo libro que vamos a poder leer sin prisas, a cualquier hora, en la posibilidad de compartirlo en familia después de desayunar, sin tener en cuenta los horarios del cole o la guagua, incluso soñamos con la idea de poder leer algunos cuentos más antes de dormir porque no tenemos que madrugar tanto al día siguiente y saboreamos la posibilidad de visitar bibliotecas hasta ahora desconocidas.

Muchos y muy conocidos son los beneficios de la lectura en la infancia (también en la edad adulta, pero hoy no viene al caso), cabría destacar el desarrollo del lenguaje, de la creatividad, valores, empatía, adquisición de vocabulario… pero no debemos olvidar el beneficio más importante, y es que ¡leyendo nos lo pasamos genial! Leer nos abre un mundo de fantasía infinito con el que podemos reír, llorar y vivir innumerables aventuras.

Por ello, en casa la literatura es un miembro más de la familia. A continuación, te cuento cómo disfrutamos de ella en estas vacaciones en casa.

– Mantén los libros al alcance de los niños y niñas de la casa:

Desde mi punto de vista, este es uno de los puntos clave para fomentar la lectura en la primera infancia. En casa, los libros están presentes en todas las habitaciones, y siempre al alcance de los peques, de manera que puedan acceder a ellos siempre que les apetezca. Obviamente, y dependiendo de la edad, quizás haya libros que quieras mantener “a salvo” de las manitas destructoras de un bebé, en ese caso en casa los acompañamos en la lectura, pero siempre tendrá a su mano libros adaptados a su edad.

– Visitas a la biblioteca municipal

En casa somos muy amigos de la biblioteca. A nuestro hijo y nuestra hija les fascina la cantidad de libros que hay (y eso que nuestra biblioteca es más bien pequeña), de todas las temáticas, formatos e ilustraciones imaginables. Y el hecho de poder elegir algunos de los títulos para disfrutarlos en casa durante un tiempo les resulta simplemente maravilloso. Para nosotros como familia es sin lugar a dudas un espacio de disfrute, donde podemos pasar horas hojeando, levantando solapas y leyendo en familia (nuestros hijos aún no leen solos, ¡aunque la mayor está empezando!). Puede que en estos tiempos pandémicos tu biblioteca no esté disponible como espacio, pero es probable que puedas reservar tus libros vía telefónica y pasar a buscarlos cuando puedas. Se pierde el encanto de elegir uno-a mismo-a los cuentos en un paseo entre títulos de todo tipo, pero si le pides consejo a tu bibliotecario o bibliotecaria seguro que puede recomendarte de maravilla según los gustos de tu familia.

– Atentos-as a la agenda cultural:

En casa solemos estar muy atentos a las actividades culturales que se programan en nuestra isla. Los cuentacuentos, teatros, títeres… nos encantan y nos parecen una maravillosa manera de acercarnos a la literatura y el arte, donde tanto grandes y pequeños disfrutamos. En estas fechas, afortunadamente (aunque nos encantaría que fuera así todo el año) la oferta suele aumentar, eso sí, hay que estar pendientes de las fechas de inscripción porque ¡las plazas vuelan!

Tiempo de lectura en familia:

En casa, hay un solo momento de lectura con horario marcado, la hora del cuento antes de dormir. Es sin duda, uno de los mejores momentos del día y hemos tenido que llegar al acuerdo de que leemos dos cuentos y apagamos la luz, pues si por ellos fuera podríamos acabar con la estantería antes de cerrar los ojos.

Sin embargo, muchos son los momentos de lectura en familia durante el día, sin horarios, sin restricciones, simplemente sujetos a lo que nos apetece en ese momento (y a la disponibilidad de los lectores, claro está).

Ahora que los niños van creciendo y pasan más tiempo disfrutando en solitario de sus libros (aún sin leerlos) en casa aprovechamos los adultos para sacar también nuestros ejemplares y leer mientras lo hacen ellos. Puede que sean tan solo cinco minutos, pero son cinco minutos maravillosos en los que todos podemos adentrarnos en nuestros libros y les mostramos que nosotros también disfrutamos de nuestras lecturas en nuestro tiempo libre.

¿Y después de leer?

Tras la lectura de un cuento surgen a menudo, y de manera espontánea, ideas relacionadas con éste con las que podemos pasar un buen rato en familia. Te comento aquí algunos ejemplos:

– Dibujar/colorear/moldear los personajes del cuento.

– Buscar información sobre algo que nos haya llamado la atención en el cuento (en otros libros en casa, en la biblioteca, realizando entrevistas a otras personas…)

– Disfrazarnos de los personajes y representar el cuento.

– Realizar un teatro de sombras. Existen muchos tutoriales en internet de cómo hacerlo, pero en casa con recortar las siluetas de los personajes y proyectarlas en la pared con una linterna, ¡hemos hecho magia!

– Dibujar un cómic.

– ¡Y cualquier otra idea que se te ocurra!

Nosotros ya hemos pasado por la biblioteca a por algunos títulos con los que disfrutar estos primeros días de vacaciones. ¿Y ustedes? ¿Qué van a leer en estas fiestas?

Publicado en Sin categoría

Por qué evitar la ‘anestesia electrónica’ en la primera infancia

El confinamiento, la pandemia y la deriva arrastrada previo a lo ocurrido este año ha introducido más, si cabe, la electrónica en nuestras vidas y también en la vida de los niños y niñas. Es posible que durante estos meses algunos hábitos hayan cambiado y la exposición a pantallas en la infancia sea mayor. Sin embargo, en temprana edad cualquier tiempo y en las diferentes etapas de la infancia un exceso de exposición a pantallas, ya sea móviles, tablets, portátiles o televisión está causando efectos nocivos en los niños y niñas que conviene tener en cuenta.

Hemos consultado a dos profesionales al respecto para conocer su opinión.

Conchi Millet es psicóloga familiar y consultada por esta situación explica que:

Desde el punto de vista de la psicología evolutiva, son varias las perspectivas desde las que podemos poner la mirada del desarrollo saludable de las personas en sus primeros años de vida. Podemos, por ejemplo, poner el foco en las capacidades de aprendizaje, y otras funciones que nos ayudan a adaptarnos a la vida diaria, así como a tener un buen rendimiento escolar. Serían por ejemplo la memoria, la atención, la capacidad de planificar una acción, la capacidad de esperar. Pues bien, diversos estudios consideran que estas habilidades se ven afectadas por el uso continuado de pantallas, y que además, cuantas más horas de pantallas, y cuanto más temprana sea la exposición a las mismas, mayor será la afectación. También podríamos poner el foco en la calidad de los aprendizajes. En la primera infancia, lo más importante es aprender desde la experiencia, poniendo el cuerpo con todos los sentidos al servicio de este aprendizaje. Esto es, que para saber cómo es una piedra, con todas sus cualidades, necesitan tocarla, cogerla, moverla, tirarla… cuando la ven en una pantalla, solo ven el tamaño y el color. El aprendizaje se ve privado de toda la riqueza que tiene vivir la propia experiencia, los niños, antes las pantallas son sujetos pasivos. 

Si te pido que imagines a niños o niñas pequeñas, cuando están entusiasmadas, en algún aprendizaje nuevo, ¿Te las puedes imaginar quietas? El movimiento es parte del aprendizaje. Cuando juegan con elementos naturales, que van a un ritmo natural, el niño tiene tiempo de explorar en profundidad, y de moverse para ir integrando el aprendizaje. Cuando están frente a una pantalla, el ritmo para ellos es vertiginoso, son infinitos estímulos que les cuesta procesar, y además su cuerpo está absolutamente quieto, no entra en juego. No es extraño entonces, que incluso se vea alterado el sueño de un niño que se vaya  a la cama justo después de ver dibujos, su cuerpo necesita moverse después de tanto estímulo.

Por otro lado, Aída García, logopeda y profesora de yoga infantil, destaca:

En logopedia se incrementan las valoraciones por retraso en la adquisición del lenguaje en las que se observa un exceso de exposición a las pantallas en edades tempranas. Cuando nos entrevistamos con las familias nos damos cuenta de que el uso pantallas es parte de la rutina diaria y se asocian al aprendizaje de las habilidades de la vida. No es que dichos retrasos en la adquisición del lenguaje sean únicamente por esta sobrexposición, pero sí una variable de peso en la adquisición de los prerrequisitos del lenguaje, como las respuestas perceptivo -atencionales, la imitación temprana, la intencionalidad o la acción – reacción.

El desarrollo del lenguaje debe ser la unión entre un componente neurobiológico innato y la interacción natural con el medio. De 0 a 2 años las interacciones con los iguales, la naturaleza, los sonidos, el juego, el movimiento y crear espacios para la exploración e imitación, deberían ser suficientes para un buen desarrollo. Sin justificación aparente, no hay necesidad alguna de presentar tiempo de pantalla en este estadío evolutivo. Un bebé no nos pide una pantalla, tendrá interés e interactuará con ella, porque está llena de estímulos potentes, pero con quien tiene que interactuar es contigo y con el contexto que le rodea.

Permanecer delante de las pantallas muchas horas nos traslada a espacios muy estimulantes en los que permanecer pasivos. Cierto es que muchos niños y niñas adquieren un vocabulario extenso, conceptos… pero están desarrollando algunas funciones mientras anulan otras y esto ocurre porque aún no corresponden a la evolución del niño o niña. La sobreexposición a las pantallas puede retrasar la maduración de procesos lingüísticos y acotar las experiencias de los mismos. Se estimulan principalmente las áreas visuales y auditivas del cerebro, dejando con poca o nula estimulación a áreas especializadas en la comprensión del lenguaje. Lo recomendable es compartir con el niño o la niña el tiempo de pantalla y así dar significado o acompañamiento a aquello que ve de forma oral.

Estudios de Carr. N., 2011 sobre el uso de las pantallas afirman el impacto cerebral de las mismas en temprana edad gracias a la Neuroimagen. Existen evidencias de un uso excesivo del córtex frontal, por incremento del uso de las yemas de los dedos. Daba lugar a un uso preferente del sistema de cognición automático, rápido e intuitivo. Esto restaba el uso de sistemas de reflexión y lógica. Mostraba un descenso en el desempeño verbal como son las áreas de Wernicke.

No es raro ver en consulta a niños y niñas que hablan igual que los dibujos animados que más les gustan. Con una prosodia idéntica al del referente animado. En Canarias, Andalucía y países de Latinoamérica en mayor medida se hace evidente a temprana edad como se instaura el “castellano neutro” con un léxico que no se corresponde al propio de su contexto social, familiar y lingüístico. Se integran incluso fonemas que no existen en el modelo familiar. En ocasiones son simplemente las neuronas espejo infantiles imitando aquello que tanto le gusta pero también puede ser indicador de falta de referentes naturales a los que imitar por sobreexposición al contenido que ofrecen las pantallas. En estos casos NO hablamos de un retraso en la adquisición del lenguaje, pero sí es un fenómeno lingüístico a destacar, puesto que los cambios no son tan relevantes cuando la exposición al “castellano neutro” es a través de los cuentos, libros o interacción con personas.

Las pantallas no son el enemigo, es el uso excesivo de las mismas y sobre todo a temprana edad.

Trastornos del Espectro Autista, TDAH, Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación, Afasias, Déficitis Auditivos y Visuales. El apoyo en las nuevas tecnologías y aplicaciones son un gran recurso educativo y terapéutico.

Depende de nosotros los adultos realizar programas de control y/o higiene del uso de pantallas, usarlas de forma consciente, no como regulador de conductas, no como una chupa o anestesia electrónica.

Para más información puedes consultar Healthy Children, esta información de La Vanguardia o esta pieza periodística de Javier Salas en El País.

Publicado en Sin categoría

Un hada en su jardín

La historia de un hada que nació sin alas y descubrió el placer de ser el hada que no podía volar. Un hada de pies sucios, aprendiz de secretos que «la tierra reserva para quién la camina«. Un hada diferente es la última propuesta de literatura infantil con texto de Ismael Serrano e ilustraciones de Katia Klein.

El texto también está musicalizado por Serrano y se puede escuchar interpretado por Jimena Ruiz Echazú.

Ser el hada que no puede volar por falta de alas puede ser triste, pero también el inicio de una aventura que nos lleve a descubrir todo lo que se puede hacer sin ellas.

El libro es una sensible y bella historia, con ilustraciones frescas y dulces y una interpretación musical emocionante.

El proyecto infantil, dice Ismael Serrano, es de Jimena Ruiz Echazú y él se suma porque le «fascina».

Y a nosotros también.

Ediciones Hoy Es Siempre

Este libro lo puedes encontrar en la Librería Sinopsis, de Las Palmas de Gran Canaria, tanto físicamente como llamando por teléfono y reservándolo para recoger. Y si les dices que llegas desde Ocho Pies tendrás un 5% de descuento.

Publicado en Sin categoría

Capítulo 18: El camino…

Escucha «Capítulo 18: El camino…» en Spreaker.

Puedes suscribirte gratuitamente a Radio Ocho Pies aquí y recibirás cada nuevo capítulo en el mail. Si a tu hijo/a les apetece participar, no duden en hacernos llegar sus audios a través de whatsapp que hemos habilitado para ello: (0034) 649300304.

Escucha la entrevista que nos hicieron a Radio Ocho Pies en La Ventana.

Temporada 2:

Capítulo 17: El primer paso

Capítulo 16: La vuelta a la Escuela

Capítulo 15: La Scuola dei Draghi

Capítulo 14: La arena de la playa

Capítulo 13: Lo más importante de la vida

Capítulo 12: Aterrizaje en la Fase 2

Capítulo 11: Un caminito de Tierra

Aquí puedes escuchar la Temporada 1